Nuevas recetas

Expansiones de restaurantes

Expansiones de restaurantes


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Eataly y Umami se establecen en nuevas ciudades

Maryse Chevriere

Birreria

Esta semana, los equipos detrás de Eataly y Umami anunciaron que expandirán sus florecientes imperios a nuevas ciudades a fines del próximo año.

Eataly se expande a D.C. y L.A .: El poderoso trío detrás del gran mercado italiano de la ciudad de Nueva York, Mario Batali, y Joe y Lidia Bastianich, planean abrir ubicaciones de Eataly en DC y Los Ángeles para fines de 2012. Joe Bastianich le dijo a The Huffington Post que los nuevos lugares estarán en menos tan expansiva como la ubicación de la ciudad de Nueva York (que actualmente tiene aproximadamente 40,000 pies cuadrados). En cuanto a qué nuevo Eataly se abrirá primero, eso depende de en qué ciudad puedan asegurar un sitio primero.

Umami se enfrenta a la Gran Manzana: Parece que los neoyorquinos disfrutarán pronto de las hamburguesas Umami. El fundador Adam Fleischman le dijo a Grub Street esta semana que la cadena con sede en Los Ángeles planea abrir en Gotham a fines de 2012. La expansión de Umami también se extenderá a Miami, Las Vegas y Houston. La noticia de la expansión de Umami sigue al anuncio del viernes pasado del grupo de hostelería SBE de Sam Nazarian, de que han adquirido una participación considerable en la cadena.

El Daily Byte es una columna periódica dedicada a cubrir noticias y tendencias alimentarias interesantes en todo el país. Haz clic aquí para columnas anteriores.


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde el inicio de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Así que hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito en las ubicaciones de Spokane y Tacoma Wooden City.

"La gente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos de cera funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento de banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento de cera que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. El aceite se puede usar de inmediato, pero el sabor mejora después de dejarlo en el refrigerador durante la noche. El aceite de cebollino se mantendrá en buen estado en el refrigerador hasta por dos semanas.

Para preparar los pimientos rellenos:

Cocine y dore la salchicha en el horno o en una sartén al fuego. Enfriar a temperatura ambiente, escurrir la grasa y desmenuzar.

Con el accesorio de paleta en una batidora de pie, combine la salchicha cocida, el queso crema templado, el queso rallado, la sal y las hojuelas de chile. Mezcle hasta que esté uniformemente combinado, pero tenga cuidado de no mezclar demasiado. Si no tiene batidora, mezcle con las manos enguantadas.

Corta una hendidura horizontalmente a lo largo del pimiento cerca del tallo. (NO corte completamente.) Luego, corte una hendidura verticalmente hacia abajo del pimiento. Mantenga abierto el pimiento cortado y retire con cuidado las semillas.

Rellena los pimientos con el relleno preparado.

Ase en un horno precalentado en una bandeja para hornear en la configuración más caliente que su horno funcionará * durante 6-10 minutos.

* Una nota de Green sobre la temperatura: "En Wooden City, cocinamos en el horno de leña a unos 800 grados Fahrenheit. Nos encanta cuando los pimientos se ampollan, pero el relleno no se derrite. Cuando cocino en casa, enciendo el horno a 500 grados y luego termine con la configuración del asador para que los pimientos se ampollen. Tenga cuidado al cocinar a esta temperatura, es un poco más picante de lo que requieren la mayoría de las recetas ".

Cuando los pimientos estén casi listos, coloque pan ciabatta fresco en el horno para tostarlo.

Sirve los pimientos aderezados con aceite de cebollino. Come con abundante pan chapata. ♦

La versión impresa original de este artículo estaba titulada "Calor de vacaciones"


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde el inicio de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Entonces, hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito en las ubicaciones de Spokane y Tacoma Wooden City.

"La gente simplemente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos encerados funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento encerado que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. El aceite se puede usar de inmediato, pero el sabor mejora después de dejarlo en el refrigerador durante la noche. El aceite de cebollino se mantendrá en buen estado en el refrigerador hasta por dos semanas.

Para preparar los pimientos rellenos:

Cocine y dore la salchicha en el horno o en una sartén al fuego. Enfriar a temperatura ambiente, escurrir la grasa y desmenuzar.

Con el accesorio de paleta en una batidora de pie, combine la salchicha cocida, el queso crema templado, el queso rallado, la sal y las hojuelas de chile. Mezcle hasta que esté uniformemente combinado, pero tenga cuidado de no mezclar demasiado. Si no tiene batidora, mezcle con las manos enguantadas.

Corta una hendidura horizontalmente a lo largo del pimiento cerca del tallo. (NO corte completamente.) Luego, corte una hendidura verticalmente hacia abajo del pimiento. Mantenga abierto el pimiento cortado y retire con cuidado las semillas.

Rellena los pimientos con el relleno preparado.

Ase en un horno precalentado en una bandeja para hornear en la configuración más caliente que su horno funcionará * durante 6-10 minutos.

* Una nota de Green sobre la temperatura: "En Wooden City, cocinamos en el horno de leña a unos 800 grados Fahrenheit. Nos encanta cuando los pimientos se ampollan, pero el relleno no se derrite. Cuando cocino en casa, enciendo el horno a 500 grados y luego termine con la configuración del asador para que los pimientos se ampollen. Tenga cuidado al cocinar a esta temperatura, es un poco más picante de lo que requieren la mayoría de las recetas ".

Cuando los pimientos estén casi listos, coloque pan ciabatta fresco en el horno para tostarlo.

Sirve los pimientos aderezados con aceite de cebollino. Come con abundante pan chapata. ♦

La versión impresa original de este artículo estaba titulada "Calor de vacaciones"


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde la aparición de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Así que hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito en las ubicaciones de Spokane y Tacoma Wooden City.

"La gente simplemente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos encerados funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento encerado que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. El aceite se puede usar de inmediato, pero el sabor mejora después de dejarlo en el refrigerador durante la noche. El aceite de cebollino se mantendrá en buen estado en el refrigerador hasta por dos semanas.

Para preparar los pimientos rellenos:

Cocine y dore la salchicha en el horno o en una sartén al fuego. Enfriar a temperatura ambiente, escurrir la grasa y desmenuzar.

Con el accesorio de paleta en una batidora de pie, combine la salchicha cocida, el queso crema templado, el queso rallado, la sal y las hojuelas de chile. Mezcle hasta que esté uniformemente combinado, pero tenga cuidado de no mezclar demasiado. Si no tiene batidora, mezcle con las manos enguantadas.

Corta una hendidura horizontalmente a lo largo del pimiento cerca del tallo. (NO corte completamente.) Luego, corte una hendidura verticalmente hacia abajo del pimiento. Mantenga abierto el pimiento cortado y retire con cuidado las semillas.

Rellena los pimientos con el relleno preparado.

Ase en un horno precalentado en una bandeja para hornear en la configuración más caliente que su horno funcionará * durante 6-10 minutos.

* Una nota de Green sobre la temperatura: "En Wooden City, cocinamos en el horno de leña a unos 800 grados Fahrenheit. Nos encanta cuando los pimientos se ampollan, pero el relleno no se derrite. Cuando cocino en casa, enciendo el horno a 500 grados y luego termine con la configuración del asador para que los pimientos se ampollen. Tenga cuidado al cocinar a esta temperatura, es un poco más picante de lo que requieren la mayoría de las recetas ".

Cuando los pimientos estén casi listos, coloque pan ciabatta fresco en el horno para tostarlo.

Sirve los pimientos aderezados con aceite de cebollino. Come con abundante pan chapata. ♦

La versión impresa original de este artículo estaba titulada "Calor de vacaciones"


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde el inicio de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Así que hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito en las ubicaciones de Spokane y Tacoma Wooden City.

"La gente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos encerados funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento encerado que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. El aceite se puede usar de inmediato, pero el sabor mejora después de dejarlo en el refrigerador durante la noche. El aceite de cebollino se mantendrá en buen estado en el refrigerador hasta por dos semanas.

Para preparar los pimientos rellenos:

Cocine y dore la salchicha en el horno o en una sartén al fuego. Enfriar a temperatura ambiente, escurrir la grasa y desmenuzar.

Con el accesorio de paleta en una batidora de pie, combine la salchicha cocida, el queso crema templado, el queso rallado, la sal y las hojuelas de chile. Mezcle hasta que esté uniformemente combinado, pero tenga cuidado de no mezclar demasiado. Si no tiene batidora, mezcle con las manos enguantadas.

Corta una hendidura horizontalmente a lo largo del pimiento cerca del tallo. (NO corte completamente.) Luego, corte una hendidura verticalmente hacia abajo del pimiento. Mantenga abierto el pimiento cortado y retire con cuidado las semillas.

Rellena los pimientos con el relleno preparado.

Ase en un horno precalentado en una bandeja para hornear en la configuración más caliente que su horno funcionará * durante 6-10 minutos.

* Una nota de Green sobre la temperatura: "En Wooden City, cocinamos en el horno de leña a unos 800 grados Fahrenheit. Nos encanta cuando los pimientos se ampollan, pero el relleno no se derrite. Cuando cocino en casa, enciendo el horno a 500 grados y luego termine con la configuración del asador para que los pimientos se ampollen. Tenga cuidado al cocinar a esta temperatura, es un poco más picante de lo que requieren la mayoría de las recetas ".

Cuando los pimientos estén casi listos, coloque pan ciabatta fresco en el horno para tostarlo.

Sirve los pimientos aderezados con aceite de cebollino. Come con abundante pan chapata. ♦

La versión impresa original de este artículo estaba titulada "Calor de vacaciones"


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde la aparición de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Así que hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito en las ubicaciones de Spokane y Tacoma Wooden City.

"La gente simplemente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos encerados funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento encerado que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. El aceite se puede usar de inmediato, pero el sabor mejora después de dejarlo en el refrigerador durante la noche. El aceite de cebollino se mantendrá en buen estado en el refrigerador hasta por dos semanas.

Para preparar los pimientos rellenos:

Cocine y dore la salchicha en el horno o en una sartén al fuego. Enfriar a temperatura ambiente, escurrir la grasa y desmenuzar.

Con el accesorio de paleta en una batidora de pie, combine la salchicha cocida, el queso crema templado, el queso rallado, la sal y las hojuelas de chile. Mezcle hasta que esté uniformemente combinado, pero tenga cuidado de no mezclar demasiado. Si no tiene batidora, mezcle con las manos enguantadas.

Corta una hendidura horizontalmente a lo largo del pimiento cerca del tallo. (NO corte completamente). Luego, corte un corte verticalmente hacia abajo del pimiento. Mantenga abierto el pimiento cortado y retire con cuidado las semillas.

Rellena los pimientos con el relleno preparado.

Ase en un horno precalentado en una bandeja para hornear en la configuración más caliente que su horno funcionará * durante 6-10 minutos.

* Una nota de Green sobre la temperatura: "En Wooden City, cocinamos en el horno de leña a unos 800 grados Fahrenheit. Nos encanta cuando los pimientos se ampollan, pero el relleno no se derrite. Cuando cocino en casa, enciendo el horno a 500 grados y luego termine con la configuración del asador para que los pimientos se ampollen. Tenga cuidado al cocinar a esta temperatura, es un poco más picante de lo que requieren la mayoría de las recetas ".

Cuando los pimientos estén casi listos, coloque pan ciabatta fresco en el horno para tostarlo.

Sirve los pimientos aderezados con aceite de cebollino. Come con abundante pan chapata. ♦

La versión impresa original de este artículo estaba titulada "Calor de vacaciones"


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde el inicio de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Así que hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito en las ubicaciones de Spokane y Tacoma Wooden City.

"La gente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos encerados funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento encerado que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. El aceite se puede usar de inmediato, pero el sabor mejora después de dejarlo en el refrigerador durante la noche. El aceite de cebollino se mantendrá en buen estado en el refrigerador hasta por dos semanas.

Para preparar los pimientos rellenos:

Cocine y dore la salchicha en el horno o en una sartén al fuego. Enfriar a temperatura ambiente, escurrir la grasa y desmenuzar.

Con el accesorio de paleta en una batidora de pie, combine la salchicha cocida, el queso crema templado, el queso rallado, la sal y las hojuelas de chile. Mezcle hasta que esté uniformemente combinado, pero tenga cuidado de no mezclar demasiado. Si no tiene batidora, mezcle con las manos enguantadas.

Corta una hendidura horizontalmente a lo largo del pimiento cerca del tallo. (NO corte completamente). Luego, corte un corte verticalmente hacia abajo del pimiento. Mantenga abierto el pimiento cortado y retire con cuidado las semillas.

Rellena los pimientos con el relleno preparado.

Ase en un horno precalentado en una bandeja para hornear en la configuración más caliente que su horno funcionará * durante 6-10 minutos.

* Una nota de Green sobre la temperatura: "En Wooden City, cocinamos en el horno de leña a unos 800 grados Fahrenheit. Nos encanta cuando los pimientos se ampollan, pero el relleno no se derrite. Cuando cocino en casa, enciendo el horno a 500 grados y luego termine con la configuración del asador para que los pimientos se ampollen. Tenga cuidado al cocinar a esta temperatura, es un poco más picante de lo que requieren la mayoría de las recetas ".

Cuando los pimientos estén casi listos, coloque pan ciabatta fresco en el horno para tostarlo.

Sirve los pimientos aderezados con aceite de cebollino. Come con abundante pan chapata. ♦

La versión impresa original de este artículo estaba titulada "Calor de vacaciones"


El chef de Spokane, Jon Green, comparte la receta de su familia de pimientos rellenos de cera húngaros, uno de los favoritos de Wooden City

Si bien muchas cosas son diferentes sobre las vacaciones de este año, una cosa es la misma: todavía queremos comer. Si ha estado cocinando en casa más desde el inicio de COVID-19, es posible que esté llegando al final de su repertorio.

Amplíe probando estos deliciosos pimientos rellenos personalizables. El chef Jon Green, un reciente trasplante de Spokane y copropietario del recién inaugurado restaurante Wooden City en el centro de la ciudad, adaptó esta receta de un plato similar que una vez preparó en un restaurante donde trabajaba en la escuela secundaria.

"Mi mamá también trabajaba allí", dice Green sobre el lugar, que cerró hace 15 años.

"Debido a lo mucho que le gustaban a nuestra familia, simplemente se integraron en nuestras celebraciones", continúa. "Cada vez que había una ocasión especial, sabías que alguien iba a traer un plato de estos. Mi familia siempre celebra las fiestas, pero nunca hemos sido súper tradicionales en nada. Entonces, hacer estos pimientos se convirtió en nuestra tradición. una fuente grande, y todos toman una y comen con las manos. Es súper divertido y sabroso ".

Con el espíritu de compartir, Green ahora está regalando Inlander lectores la receta de sus pimientos rellenos de cera húngaros, que son un plato favorito tanto en Spokane como en Tacoma Wooden City.

"La gente simplemente se queda impresionada con ellos, porque es un pimiento relleno, pero de una manera que la gente no ha visto antes", dice Green. "Es el favorito de mucha gente, y todo comenzó cuando nuestra familia aprendió esto en un pequeño restaurante en el que trabajamos en Ohio".

Los pimientos rellenos de Green son un gran plato para hacer en casa, porque hay muchas formas de hacerlo tuyo.

"Es bastante flexible para cualquiera que sea tu gusto personal. Mi mamá hace el suyo con chorizo ​​y manchego. Me gusta la salchicha italiana y el queso cheddar fuerte".

La receta que ofrece Green refleja esta maleabilidad, con muchos de los ingredientes para su propia interpretación y expresión. Otros ingredientes, sin embargo, son más fijos.

"Los pimientos de cera funcionan mejor, pero podrías usar un pimiento de banana o pimientos Cubanelle. Hay algo en el pimiento de cera que hace que sea realmente lo que es. Son más difíciles de encontrar aquí, pero en Ohio estaban en todas partes", dijo Green dice. "El aceite de cebollino y la ciabatta fresca son cruciales".

Para aquellos que deciden probar suerte con estos, no se preocupen demasiado por las combinaciones de bebidas, o incluso otros platos en el menú.

"Es bueno tomarlo con cerveza o vinos blancos", dice Green. "Venimos de un entorno humilde y nunca gastamos mucho en bebidas. Para las vacaciones, bebíamos lo que fuera". ♦

Tendencias

Con restricciones relajadas en el horizonte, los restaurantes y bares luchan por encontrar empleados

El mostrador Bosco de Ethan Stowell Restaurants abre en Wonder Building

INSTRUCCIONES
Por adelantado:

Haga el aceite de cebollino mezclando cebolletas, aceite de canola y sal. Vierta el contenido en un recipiente y guárdelo tapado en el refrigerador. The oil is usable immediately, but the flavor improves after sitting in the fridge overnight. Chive oil will stay good in the fridge for up to two weeks.

To prepare the stuffed peppers:

Cook and brown the sausage in the oven or in a skillet on the stove. Cool to room temperature, drain off the fat and crumble.

With the paddle attachment on a stand mixer, combine the cooked sausage, tempered cream cheese, grated cheese, salt and chili flakes. Mix until evenly combined, but be careful not to overmix. If you don't have a mixer, mix with gloved hands.

Cut a slit horizontally across the pepper near the stem. (Do NOT cut all the way through.) Then, cut a slit vertically down the pepper. Hold the cut pepper open and carefully remove the seeds.

Stuff the peppers with the prepared stuffing.

Roast in a preheated oven on a baking sheet at the hottest setting your oven will go* for 6-10 minutes.

*A note from Green on temperature: "At Wooden City, we cook in the wood-fired oven at about 800 degrees Fahrenheit. We love when the peppers get blistered, but the filling doesn't melt out. When I cook at home, I start my oven at 500 degrees and then finish with the broiler setting to get the peppers blistered. Be careful cooking at this temperature it's quite a bit hotter than most recipes will call for."

When the peppers are almost done, pop fresh ciabatta bread into the oven to toast.

Serve peppers dressed in the chive oil. Eat with plenty of ciabatta bread. ♦

The original print version of this article was headlined "Holiday Heat"


Spokane chef Jon Green shares his family's recipe for stuffed Hungarian wax peppers, a Wooden City favorite

While many things are different about the holidays this year, one thing is the same: We'll still want to eat. If you've been cooking at home more since COVID-19's onset, you may be getting to the end of your repertoire.

Branch out by trying these delicious, personalizable stuffed peppers. Chef Jon Green, a recent Spokane transplant and co-owner of the newly opened Wooden City restaurant downtown, adapted this recipe from a similar dish he once prepared at a restaurant where he worked in high school.

"My mom actually worked there as well," Green says of the place, which closed 15 years ago.

"Because of how much our family liked them, they just integrated themselves into our celebrations," he continues. "Any time there was a special occasion, you knew someone was going to bring a plate of these. My family always celebrates the holidays, but we've never been super traditional about anything. So, making these peppers became our tradition. You make a big platter, and everyone grabs one and eats with their hands. It's super fun and tasty."

In the spirit of sharing, Green is now gifting Inlander readers the recipe for his stuffed Hungarian wax peppers, which are a favorite dish at both Spokane and Tacoma Wooden City locations.

"People are just blown away by them, because it's a stuffed pepper but in a way people haven't seen before," Green says. "It's so many people's favorite, and it all started with our family learning this from a small restaurant we worked at in Ohio."

Green's stuffed peppers are a great dish to make at home, because there are so many ways to make it your own.

"It's pretty flexible to whatever your personal taste is. My mom makes hers with chorizo and manchego. I like Italian sausage and sharp cheddar."

The recipe Green provides reflects this malleability, with many of the ingredients up for your own interpretation and expression. Other ingredients, however, are more fixed.

"Wax peppers work the best, but you could use a banana pepper or Cubanelle peppers. There's just something about the wax pepper that makes it truly what it is. They're harder to find here, but in Ohio they were everywhere," Green says. "The chive oil and fresh ciabatta are crucial."

For those who do decide to try their hand at these, don't stress too much about drink pairings, or even other dishes on the menu.

"It's a good one to have with beer or white wines," Green says. "We came from a humble background and never spent very much on drinks. For holidays, we would drink whatever was there." ♦

Trending

With loosened restrictions on the horizon, restaurants and bars struggle to find employees

Ethan Stowell Restaurants' counter spot Bosco opens in Wonder Building

INSTRUCCIONES
In advance:

Make the chive oil by blending together chives, canola oil and salt. Pour contents into a container and store covered in the fridge. The oil is usable immediately, but the flavor improves after sitting in the fridge overnight. Chive oil will stay good in the fridge for up to two weeks.

To prepare the stuffed peppers:

Cook and brown the sausage in the oven or in a skillet on the stove. Cool to room temperature, drain off the fat and crumble.

With the paddle attachment on a stand mixer, combine the cooked sausage, tempered cream cheese, grated cheese, salt and chili flakes. Mix until evenly combined, but be careful not to overmix. If you don't have a mixer, mix with gloved hands.

Cut a slit horizontally across the pepper near the stem. (Do NOT cut all the way through.) Then, cut a slit vertically down the pepper. Hold the cut pepper open and carefully remove the seeds.

Stuff the peppers with the prepared stuffing.

Roast in a preheated oven on a baking sheet at the hottest setting your oven will go* for 6-10 minutes.

*A note from Green on temperature: "At Wooden City, we cook in the wood-fired oven at about 800 degrees Fahrenheit. We love when the peppers get blistered, but the filling doesn't melt out. When I cook at home, I start my oven at 500 degrees and then finish with the broiler setting to get the peppers blistered. Be careful cooking at this temperature it's quite a bit hotter than most recipes will call for."

When the peppers are almost done, pop fresh ciabatta bread into the oven to toast.

Serve peppers dressed in the chive oil. Eat with plenty of ciabatta bread. ♦

The original print version of this article was headlined "Holiday Heat"


Spokane chef Jon Green shares his family's recipe for stuffed Hungarian wax peppers, a Wooden City favorite

While many things are different about the holidays this year, one thing is the same: We'll still want to eat. If you've been cooking at home more since COVID-19's onset, you may be getting to the end of your repertoire.

Branch out by trying these delicious, personalizable stuffed peppers. Chef Jon Green, a recent Spokane transplant and co-owner of the newly opened Wooden City restaurant downtown, adapted this recipe from a similar dish he once prepared at a restaurant where he worked in high school.

"My mom actually worked there as well," Green says of the place, which closed 15 years ago.

"Because of how much our family liked them, they just integrated themselves into our celebrations," he continues. "Any time there was a special occasion, you knew someone was going to bring a plate of these. My family always celebrates the holidays, but we've never been super traditional about anything. So, making these peppers became our tradition. You make a big platter, and everyone grabs one and eats with their hands. It's super fun and tasty."

In the spirit of sharing, Green is now gifting Inlander readers the recipe for his stuffed Hungarian wax peppers, which are a favorite dish at both Spokane and Tacoma Wooden City locations.

"People are just blown away by them, because it's a stuffed pepper but in a way people haven't seen before," Green says. "It's so many people's favorite, and it all started with our family learning this from a small restaurant we worked at in Ohio."

Green's stuffed peppers are a great dish to make at home, because there are so many ways to make it your own.

"It's pretty flexible to whatever your personal taste is. My mom makes hers with chorizo and manchego. I like Italian sausage and sharp cheddar."

The recipe Green provides reflects this malleability, with many of the ingredients up for your own interpretation and expression. Other ingredients, however, are more fixed.

"Wax peppers work the best, but you could use a banana pepper or Cubanelle peppers. There's just something about the wax pepper that makes it truly what it is. They're harder to find here, but in Ohio they were everywhere," Green says. "The chive oil and fresh ciabatta are crucial."

For those who do decide to try their hand at these, don't stress too much about drink pairings, or even other dishes on the menu.

"It's a good one to have with beer or white wines," Green says. "We came from a humble background and never spent very much on drinks. For holidays, we would drink whatever was there." ♦

Trending

With loosened restrictions on the horizon, restaurants and bars struggle to find employees

Ethan Stowell Restaurants' counter spot Bosco opens in Wonder Building

INSTRUCCIONES
In advance:

Make the chive oil by blending together chives, canola oil and salt. Pour contents into a container and store covered in the fridge. The oil is usable immediately, but the flavor improves after sitting in the fridge overnight. Chive oil will stay good in the fridge for up to two weeks.

To prepare the stuffed peppers:

Cook and brown the sausage in the oven or in a skillet on the stove. Cool to room temperature, drain off the fat and crumble.

With the paddle attachment on a stand mixer, combine the cooked sausage, tempered cream cheese, grated cheese, salt and chili flakes. Mix until evenly combined, but be careful not to overmix. If you don't have a mixer, mix with gloved hands.

Cut a slit horizontally across the pepper near the stem. (Do NOT cut all the way through.) Then, cut a slit vertically down the pepper. Hold the cut pepper open and carefully remove the seeds.

Stuff the peppers with the prepared stuffing.

Roast in a preheated oven on a baking sheet at the hottest setting your oven will go* for 6-10 minutes.

*A note from Green on temperature: "At Wooden City, we cook in the wood-fired oven at about 800 degrees Fahrenheit. We love when the peppers get blistered, but the filling doesn't melt out. When I cook at home, I start my oven at 500 degrees and then finish with the broiler setting to get the peppers blistered. Be careful cooking at this temperature it's quite a bit hotter than most recipes will call for."

When the peppers are almost done, pop fresh ciabatta bread into the oven to toast.

Serve peppers dressed in the chive oil. Eat with plenty of ciabatta bread. ♦

The original print version of this article was headlined "Holiday Heat"


Spokane chef Jon Green shares his family's recipe for stuffed Hungarian wax peppers, a Wooden City favorite

While many things are different about the holidays this year, one thing is the same: We'll still want to eat. If you've been cooking at home more since COVID-19's onset, you may be getting to the end of your repertoire.

Branch out by trying these delicious, personalizable stuffed peppers. Chef Jon Green, a recent Spokane transplant and co-owner of the newly opened Wooden City restaurant downtown, adapted this recipe from a similar dish he once prepared at a restaurant where he worked in high school.

"My mom actually worked there as well," Green says of the place, which closed 15 years ago.

"Because of how much our family liked them, they just integrated themselves into our celebrations," he continues. "Any time there was a special occasion, you knew someone was going to bring a plate of these. My family always celebrates the holidays, but we've never been super traditional about anything. So, making these peppers became our tradition. You make a big platter, and everyone grabs one and eats with their hands. It's super fun and tasty."

In the spirit of sharing, Green is now gifting Inlander readers the recipe for his stuffed Hungarian wax peppers, which are a favorite dish at both Spokane and Tacoma Wooden City locations.

"People are just blown away by them, because it's a stuffed pepper but in a way people haven't seen before," Green says. "It's so many people's favorite, and it all started with our family learning this from a small restaurant we worked at in Ohio."

Green's stuffed peppers are a great dish to make at home, because there are so many ways to make it your own.

"It's pretty flexible to whatever your personal taste is. My mom makes hers with chorizo and manchego. I like Italian sausage and sharp cheddar."

The recipe Green provides reflects this malleability, with many of the ingredients up for your own interpretation and expression. Other ingredients, however, are more fixed.

"Wax peppers work the best, but you could use a banana pepper or Cubanelle peppers. There's just something about the wax pepper that makes it truly what it is. They're harder to find here, but in Ohio they were everywhere," Green says. "The chive oil and fresh ciabatta are crucial."

For those who do decide to try their hand at these, don't stress too much about drink pairings, or even other dishes on the menu.

"It's a good one to have with beer or white wines," Green says. "We came from a humble background and never spent very much on drinks. For holidays, we would drink whatever was there." ♦

Trending

With loosened restrictions on the horizon, restaurants and bars struggle to find employees

Ethan Stowell Restaurants' counter spot Bosco opens in Wonder Building

INSTRUCCIONES
In advance:

Make the chive oil by blending together chives, canola oil and salt. Pour contents into a container and store covered in the fridge. The oil is usable immediately, but the flavor improves after sitting in the fridge overnight. Chive oil will stay good in the fridge for up to two weeks.

To prepare the stuffed peppers:

Cook and brown the sausage in the oven or in a skillet on the stove. Cool to room temperature, drain off the fat and crumble.

With the paddle attachment on a stand mixer, combine the cooked sausage, tempered cream cheese, grated cheese, salt and chili flakes. Mix until evenly combined, but be careful not to overmix. If you don't have a mixer, mix with gloved hands.

Cut a slit horizontally across the pepper near the stem. (Do NOT cut all the way through.) Then, cut a slit vertically down the pepper. Hold the cut pepper open and carefully remove the seeds.

Stuff the peppers with the prepared stuffing.

Roast in a preheated oven on a baking sheet at the hottest setting your oven will go* for 6-10 minutes.

*A note from Green on temperature: "At Wooden City, we cook in the wood-fired oven at about 800 degrees Fahrenheit. We love when the peppers get blistered, but the filling doesn't melt out. When I cook at home, I start my oven at 500 degrees and then finish with the broiler setting to get the peppers blistered. Be careful cooking at this temperature it's quite a bit hotter than most recipes will call for."

When the peppers are almost done, pop fresh ciabatta bread into the oven to toast.

Serve peppers dressed in the chive oil. Eat with plenty of ciabatta bread. ♦

The original print version of this article was headlined "Holiday Heat"


Ver el vídeo: Outdoor Expansion! Restaurant Tycoon 2. Roblox (Septiembre 2022).


Comentarios:

  1. Codey

    Idea bastante útil

  2. Claude

    Tema incomparable, me gusta mucho))))

  3. Zolok

    Está de acuerdo, una idea notable

  4. Tulkree

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, no tienes razón. Discutamos. Escríbeme en PM, hablaremos.



Escribe un mensaje